Innovar es saber quedarse con lo mejor de la tradición y dar pasos que sumen, por ello, las instalaciones de la bodega reúnen las características idóneas para la elaboración, crianza y embotellado del vino. I+D+I son parte del guión que Bodegas Virtus sigue en su andadura.

Innovar es saber quedarse con lo mejor de la tradición y dar
pasos que sumen, por ello,
las instalaciones de la bodega
reúnen las características idóneas para la elaboración, crianza
y embotellado del vino. I+D+I son parte del guión que
Bodegas Virtus sigue en su andadura.

VENDIMIA

La vendimia se realiza manualmente seleccionando la uva en la parra y depositándola en cajas de XX Kg. que son trasladadas inmediatamente a la bodega para ser enfriadas en cámaras frigoríficas con el objetivo de conseguir la humedad y la temperatura adecuadaantes de llevar a cabo el proceso de selección.

FERMENTACIÓN

En el interior de la bodega se guardan las mejores tecnologías para hacer de la vinificación un proceso limpio, fácil, seguro y altamente controlado. No cualquier uva vale para elaborar nuestros vinos, por ello, sometemos a las uvas a una doble mesa de selección. en la que desechamos el racimo malo, separamos la uva del raspón y el grano bueno del malo. 

Un exhaustivo proceso que, sumado a que la uva es transportada hasta los depósitos por gravedad, sin ningún tipo de bombeo mecánico, es una clara muestra del mimo y el cuidado puesto en cada detalle para conseguir, únicamente, lo mejor

El proceso de fermentación se realiza en pequeños depósitos de acero inoxidable de 5.000 litros climatizados capaces de proporcionar tanto frío como calor, e idóneos para lograr la mejor extracción de color, aromas y sabores de la uva. Todos ellos están dotados con tecnologías de control de vanguardia para un preciso y meticuloso proceso de fermentación alcohólica y maloláctica. 

Además, cada viñedo se elabora y se fermenta en un depósito diferente, para cuidar y guardar el carácter propio de cada uno, evitando mezclas de frutos.

CRIANZA

Contamos con un parque medio de unas 410 barricas de roble francés. Cada una de ellas está cuidadosamente seleccionada y tienen un ciclo de vida máximo de 3 años. Además, todas ellas se lavan, cuidan y trasiegan en la misma sala, sin necesidad de sacarlas al exterior para realizar dichos procesos. Por tanto, una vez que las barricas entran en esta sala, ya no salen hasta que son desechadas. 

Dependiendo del tipo de vino, la crianza dura entre 12 y 28 meses meses. Durante todo el proceso se van realizando catas que determinarán su destino final: Virtus, Vega del Yuso y Alma. 

Después de la crianza en barrica, los vinos son embotellados y guardados en jaulones donde realizan la fase de crianza en botella y permanecen allí hasta su salida al mercado. 

PRODUCCIÓN MEDIA ANUAL

Anualmente salen al mercado unas 105.000 botellas, dependiendo de las característicasproducción y calidad de cada añada. 

Tradición e innovación

VENDIMIA

La vendimia se realiza manualmente seleccionando la uva en la parra y depositándola en cajas de XX Kg. que son trasladadas inmediatamente a la bodega para ser enfriadas en cámaras frigoríficas con el objetivo de conseguir la humedad y la temperatura adecuadaantes de llevar a cabo el proceso de selección.

FERMENTACIÓN

En el interior de la bodega se guardan las mejores tecnologías para hacer de la vinificación un proceso limpio, fácil, seguro y altamente controlado. No cualquier uva vale para elaborar nuestros vinos, por ello, sometemos a las uvas a una doble mesa de selección. en la que desechamos el racimo malo, separamos la uva del raspón y el grano bueno del malo. 

Un exhaustivo proceso que, sumado a que la uva es transportada hasta los depósitos por gravedad, sin ningún tipo de bombeo mecánico, es una clara muestra del mimo y el cuidado puesto en cada detalle para conseguir, únicamente, lo mejor

El proceso de fermentación se realiza en pequeños depósitos de acero inoxidable de 5.000 litros climatizados capaces de proporcionar tanto frío como calor, e idóneos para lograr la mejor extracción de color, aromas y sabores de la uva. Todos ellos están dotados con tecnologías de control de vanguardia para un preciso y meticuloso proceso de fermentación alcohólica y maloláctica. 

Además, cada viñedo se elabora y se fermenta en un depósito diferente, para cuidar y guardar el carácter propio de cada uno, evitando mezclas de frutos.

CRIANZA

Contamos con un parque medio de unas 410 barricas de roble francés. Cada una de ellas está cuidadosamente seleccionada y tienen un ciclo de vida máximo de 3 años. Además, todas ellas se lavan, cuidan y trasiegan en la misma sala, sin necesidad de sacarlas al exterior para realizar dichos procesos. Por tanto, una vez que las barricas entran en esta sala, ya no salen hasta que son desechadas. 

Dependiendo del tipo de vino, la crianza dura entre 12 y 28 meses meses. Durante todo el proceso se van realizando catas que determinarán su destino final: Virtus, Vega del Yuso y Alma. 

Después de la crianza en barrica, los vinos son embotellados y guardados en jaulones donde realizan la fase de crianza en botella y permanecen allí hasta su salida al mercado. 

PRODUCCIÓN MEDIA ANUAL

Anualmente salen al mercado unas 105.000 botellas, dependiendo de las característicasproducción y calidad de cada añada. 

Tradición e innovación